Hero Background

Resiliencia

LEER MÁS
CERRAR

El cambio climático está aumentando la frecuencia y magnitud de los desastres naturales, y exacerbando la vulnerabilidad de la comunidades. Es fundamental mejorar la resiliencia y capacidad de adaptación al cambio climático, sobre todo para las personas de menos recursos.  Foto ©Colin & Sarah Northway

Header Image

Sitio web: Asociación mundial para la resiliencia

Contacto: hmcleod@kpmg.co.ke

La Asociación mundial para la resiliencia (Global Resilience Partnership) es una iniciativa público-privada impulsada por la Fundación Rockefeller, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional (Sida, por sus siglas en inglés). Con 160 millones de dólares en contribuciones –incluyendo una donación reciente de 10 millones de dólares del Grupo de Seguros Zurich- la Asociación está comprometida a promover la resiliencia a escala y a transformar la asistencia humanitaria y al desarrollo.

La Asociación mundial para la resilencia se centra en construir resiliencia en el Sahel, el Cuerno de África y en el Sur y el Sudeste Asiático, tres regiones particularmente susceptibles a sufrir tensiones crónicas, choques extremos y ciclos de crisis humanitarias que hacen difícil mantener los logros del desarrollo que tanto han costado.

El porqué de la Asociación mundial para la resiliencia

Los desastres naturales y los causados por la acción humana se están multiplicando, y los efectos del cambio climático combinados con el crecimiento de la población ponen a muchas más personas en peligro, siendo los pobres los más expuestos. Las estadísticas al respecto son alarmantes:

  • El número de desastres registrados se ha casi triplicado desde 1980.
  • El coste colectivo de los desastres relacionados con el cambio climático está estimado en 200.000 millones de dólares anuales.
  • En 2011 y 2012, 23 millones de personas en el Sahel y el Cuerno de África se vieron afectadas por una inseguridad alimentaria debido a la sequía.
  • Se prevé que más 400 millones de personas en Asia sean vulnerables a las inundaciones en 2025.

No siempre se pueden prevenir impactos como las sequías y los tifones, pero el grado de destrucción y devastación puede ser reducido y gestionado si se invierte de manera significativa en la preparación y adaptación.

Aunque son muchos los actores que ayudan a responder a las crisis de forma inmediata, se trata de intervenciones tradicionalmente enfocadas a la asistencia de urgencia, la reconstrucción o el desarrollo a largo plazo, y no una planificación ante fenómenos imprevistos. Esto ha dado como resultado que las crisis recurrentes hayan provocado la pérdida de significativas inversiones en desarrollo.

Se necesita un enfoque que conecte los esfuerzos humanitarios y de desarrollo para fomentar la resiliencia ante una serie de amenazas futuras. Esto requiere trabajar en asociación con las partes interesadas regionales y locales para coordinar los recursos e involucrar a nuevos actores. La Asociación mundial para la resiliencia ayudará a impulsar una agenda compartida para la resiliencia mundial, con una mejor interconexión de la planificación humanitaria y de desarrollo.

A través de una red de centros regionales, la Asociación mundial para la resilencia tiene el objetivo de identificar y aplicar soluciones innovadoras adaptadas a las necesidades locales, mediante:

  • Identificar las deficiencias críticas de capacidad.
  • Catalizar alianzas a través de todos los sectores.
  • Habilitar el aprendizaje regional y mundial.
  • Crear herramientas para ayudar a medir, visualizar y predecir las necesidades de resiliencia.
  • Diseñar mecanismos financieros flexibles, tales como micros créditos y seguros de riesgo.

El reto mundial de la resilencia

La Asociación mundial para la resiliencia tiene el compromiso de utilizar métodos innovadores para identificar y aprovechar nuevas soluciones a los problemas relativos a la resiliencia. Soluciones que provengan tanto de nuevos innovadores como tradicionales. En este sentido, una de las primeras iniciativas de la Asociación es el Reto mundial de la resiliencia que tras su lanzamiento, en septiembre de 2014, recibió una abrumadora respuesta, con cerca de 500 solicitudes presentadas.

Los ocho equipos ganadores están centrados en el fomento de la resiliencia en algunas de las comunidades más vulnerables del mundo. Las soluciones que presentaron demuestran cómo la Asociación mundial para la resiliencia reta a los equipos a pensar de manera diferente sobre los problemas conocidos, utilizando un enfoque basado en la resiliencia.

Siga en Twitter a la Asociación mundial para la resiliencia.

Lettre d'information