Hero Background

Ciudades y Subnacionales

LEER MÁS
CERRAR

Casi tres cuartos de las emisiones globales proceden de zonas urbanas. Las ciudades son clave para hacer frente al cambio climático adoptando economías bajas en carbono. Muchas ciudades y gobiernos subnacionales están reduciendo las emisiones y aumentando la sostenibilidad de las infraestructuras. Foto ©Wyliepoon

Header Image

Sitio web: Pacto de Alcaldes
Contacto:
info@compactofmayors.org

De Adelaida a Bogotá, pasando por París, Ciudad Quezón y Tshwane, las ciudades se están uniendo para llevar a cabo ambiciosas acciones climáticas en el marco de la iniciativa de cooperación denominada el Pacto de Alcaldes.

La iniciativa, que forma parte de la Agenda de Acción de Lima a Paris, fue presentada en la Cumbre del Clima de Naciones Unidas en Nueva York en 2014 por el enviado especial del Secretario General de la ONU para ciudades y cambio climático, Michael R. Bloomberg, bajo el liderazgo de la red mundial de ciudades C40 Grupo de Liderazgo Climático de Grandes Ciudades, ICLEI-Gobiernos Locales para la Sostenibilidad y Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (UCLG), con el apoyo de ONU-Hábitat, la principal agencia de Naciones Unidas sobre asuntos urbanos.

El Pacto de Alcaldes es un esfuerzo cooperativo de alcaldes y responsables municipales para comprometerse a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, hacer un seguimiento de los progresos y prepararse para los impactos del cambio climático.

Las ciudades que forman parte del Pacto cuentan con la ayuda de redes de ciudades y socios que les apoyan en esta tarea significativa.

Objetivos y requisitos de cumplimiento

Más detalles: Definición de cumplimiento (PDF)

El pacto reporta de manera conjunta las acciones climáticas de las ciudades a través de informes públicos consistentes y transparentes sobre los datos de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta plataforma de datos es similar a la que utilizan los países cuando elaboran sus planes nacionales y ayudará a canalizar los recursos y las políticas que mejor apoyen y aceleren las acciones climáticas locales.

La plataforma, a su vez, impulsará y dará a conocer las acciones climáticas innovadoras de las ciudades e inspirará el cambio a nivel mundial.

Más específicamente, el pacto:

  • Compromete a las ciudades a llevar a cabo procesos comunes de reporte, que permiten una evaluación coherente y fiable de los progresos para lograr sus objetivos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
  • Crea una base de pruebas de los impactos de las emisiones de gases de efecto invernadero de las ciudades y el desarrollo urbano para: primero, estimular los flujos de capital en las ciudades dirigidas a proyectos de desarrollo bajo en emisiones y; segundo, permitir a las ciudades y alcaldes monitorear las reducciones de sus GEI e inversiones asociadas.
  • Demuestra el compromiso de los gobiernos de las ciudades a contribuir positivamente a unos objetivos climáticos nacionales más ambiciosos, transparentes y creíbles aceptando voluntariamente alcanzar estándares similares a aquellos aplicados por los gobiernos nacionales.
  • Anima a los gobiernos nacionales a apoyar activamente las medidas adicionales de las ciudades reconociendo los compromisos locales, estableciendo un entorno que favorezca la adopción de políticas, y canalizando recursos a las ciudades para limitar cualquier otro aumento de las emisiones de GEI y proporcionar los recursos adecuados tanto para la mitigación como adaptación climática local.

Pasos que deben tomar las ciudades para cumplir con el Pacto de Alcaldes

El Pacto de Alcaldes tiene como objetivo que las ciudades adopten objetivos ambiciosos de acción climática para la mitigación y adaptación al cambio climático, para mediciones de inventarios, y para la elaboración de informes y fomento de la transparencia.

Para empezar, una ciudad debe comprometerse a dar los pasos marcados en el Pacto de Alcaldes para afrontar el cambio climático. Para adoptar este compromiso, una ciudad se registra en cualquiera de las plataformas de reporte estándar del Pacto —Registro climático carbonn o Carbon Disclosure Project (CDP)— o envía una carta incluyendo su nombre e intención de cumplir con el Pacto.

Dentro del primer año de su compromiso, los alcaldes hacen balance de los actuales impactos del cambio climático en sus ciudades. Para ello, la ciudad debe (1) crear y completar un inventario general de gases de efecto invernadero; (2) identificar sus riesgos climáticos; y (3) informar al CDP o respoder a los cuestionarios de carbonn.

A los dos años de adoptar el compromiso, la ciudad registrada debe (1) actualizar su inventario de GEI para incluir un desglose de las emisiones por fuentes y sectores; (2) establecer un objetivo de reducción de sus emisiones; (3) llevar a cabo una evaluación de la vulnerabilidad al cambio climático, según las normas del Pacto; e (4) informar sobre todo ello en la plataforma elegida.

Dentro de los tres años siguientes a la adopción del compromiso y utilizando los datos anteriores, las ciudades registradas publican un plan exhaustivo de acción y adaptación climáticas e informan del plan a través de la plataforma elegida.

Las ciudades pueden ir superando estas fases en menos del tiempo indicado. En menos de un año, Rio de Janeiro (Brasil) consiguió sobrepasar todos los pasos y se convirtió ser la primera ciudad en cumplir completamente con los requisitos del Pacto de Alcaldes.

Cuando se hayan completado todos los pasos, la ciudad habrá cumplido todos los requisitos del Pacto.

Crédito de la fotografía: Steve Davidson (Flickr).

Lettre d'information