Hero Background

Bosques

LEER MÁS
CERRAR

La protección, conservación y gestión de ecosistemas forestales contribuyen al crecimiento económico, reducen la pobreza y mejoran la seguridad alimentaria. Además ayudan a las comunidades a adaptarse al cambio climático, asegurando los derechos y medios de vida de pueblos indígenas y locales. Foto ©FAO/R. Heinrich

Header Image
Crédito fotográfico: Eric Chan (Flickr)

Contactos:

En el marco de la iniciativa “Protección de 400 millones de hectáreas de bosques por los pueblos indígenas”, una coalición mundial de pueblos indígenas de la Amazonía, América Central, la cuenca del Congo e Indonesia se han comprometido a proteger 400 millones de hectáreas de bosques en estas regiones. Los modos de vida de estas comunidades indígenas y comunidades locales (colonos) se sostienen gracias a estos bosques, por lo que es crucial involucrarlos en su protección.

Liderado por el CAUCUS IP/COICA (área de la Amazonía), 16 organizaciones se han unido a esta coalición internacional, incluyendo por ejemplo la Red de mujeres indígenas de Asia, la Alianza mundial de los pueblos indígenas sobre cambio climático, los bosques y el desarrollo sostenible y la Fundación pueblos indígenas para la educación y el medio ambiente.

Esta iniciativa forma parte de la Declaración sobre Bosques de Nueva York, que surgió de la Cumbre sobre el Clima del Secretario General de Naciones Unidas, en septiembre de 2014. Se trata de una declaración política que une a los gobiernos, las empresas y los actores de la sociedad civil, incluyendo a las organizaciones de los pueblos indígenas, con el objetivo común de reducir a la mitad la pérdida de bosques naturales en 2020, y esforzarse en eliminarla en 2030. Lograr estos objetivos reduciría la contaminación del carbono en entre 4.500 y 8.800 toneladas cada año, lo que equivale a las emisiones actuales de Estados Unidos.

Crédito de la fotografía: Eric Chan (Flickr).

Lettre d'information