Hero Background

Acceso a Energía y Eficiencia

LEER MÁS
CERRAR

El sector energético es la principal fuente de emisiones. Mejorar la eficiencia es clave para lograr objetivo de los 2°C. Hay gran potencial para ello en el transporte, construcción, industria y aparatos. Supone además beneficios económicos. Foto ©Abbie Trayler-Smith / DFID UK

Header Image
Crédito fotográfico: Allegra Ricci (Flickr).

Contacto: ieeaccelerator@se4all.org

El acelerador de eficiencia energética industrial (IEE, por sus siglas en inglés), parte de la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4ALL)  de la Plataforma para la aceleración de la eficiencia energética, y se basa en los conocimientos y la experiencia de los socios para promover la eficiencia energética a través de la implementación de sistemas de gestión de la energía en la industria.

El sector industrial representó alrededor del 29% de la demanda total de energía final en 2011, y se espera que esta cifra aumente más que en los sectores de la construcción y el transporte en las próximas dos décadas. La adopción generalizada de medidas de eficiencia energética podría reducir el uso de energía industrial en más del 25%. Este potencial es significativo: representa 3,92 gigatoneladas de CO2, una reducción del 8% en el uso global; de energía y una reducción del 12,4% de las emisiones mundiales de CO2.

Se estima que el potencial técnico para reducir el uso de energía en el sector del cemento es del 18%; 26% en pulpa y el papel, 24% en productos químicos; 21% en hierro y acero; y 11% en aluminio. La eficiencia energética industrial ofrece una gama de beneficios múltiples a nivel de empresa como el aumento de la competitividad, la mejora de la eficiencia operativa y la productividad, la reducción de las pérdidas materiales y los residuos sólidos, la disminución del uso del agua y la mejora de la calidad del producto. Tales beneficios tienen el potencial de agregar otro 50% a los beneficios económicos, además de las reducciones de costes directos de la energía.

El acelerador IEE sirve como una plataforma de conocimiento para desarrollar y compartir las mejores prácticas e informaciones en las políticas de eficiencia energética para el sector industrial, incluyendo herramientas e instrumentos. Más allá, proporciona soporte analítico a nivel regional, nacional o subnacional para evaluar la eficiencia en las mejores y diferentes prácticas, así como en la innovación de políticas públicas en los diferentes niveles. Entre otras cosas, el acelerador también analiza las herramientas y los instrumentos más adecuados para la promoción de políticas exitosas en circunstancias y condiciones locales.

Con el apoyo financiero del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), la ONUDI ha estado trabajando con muchos países en la implementación de programas de promoción de sistemas de gestión de la energía en el sector industrial.

El objetivo a largo plazo es facilitar la aplicación del EMS en un máximo de 50% de las industrias en todo el mundo en 2030. Los países y las empresas están invitados a comprometerse, a través de sus programas de gestión de la energía dirigidos por sus gobiernos, para fomentar la adopción del EMS por las empresas responsables del 50% del uso de la energía industrial de su localidad, y promover la eficiencia energética de la energía intensiva en las pymes.

Específicamente, las empresas que participan realizan la formación de EMS y establecen procesos y sistemas que ayudan a reducir el consumo de energía, conducen evaluaciones de sistemas de manejo de energía, e identifican medidas para mejorar la productividad de energía en sistemas de motores, sistemas de aire comprimido, sistemas de vapor, ventilación, etc.

Objetivo:

La adopción generalizada de medidas de eficiencia energética podría reducir el uso de la energía industrial en más del 25%. Este potencial es significativo: representa 3,92 gigatoneladas de CO2, una reducción del 8% en el uso global de energía y una reducción del 12,4% de las emisiones globales de CO2.

 Crédito de la fotografía: Allegra Ricci (Flickr)

Lettre d'information