Hero Background

Urbanismo

Sostenible

LEER MÁS
CERRAR

Las ciudades son clave para lograr una economía global baja en emisiones, capaz de resistir y adaptarse al cambio climático. Muchas de ellas son ejemplos en la reducción de emisiones y por haber logrado infraestructuras sostenibles. Foto ©Pline

Header Image

La mayoría de las ciudades más grandes del mundo reconocen que el cambio climático representa un riesgo físico para las empresas que operan en su territorio. Ante esta amenaza real e inminente los gobiernos locales están tomando medidas que se describen en el nuevo informe, Protegiendo nuestro Capital, de la iniciativa Carbon Disclosure Project, junto con AECOM  y el Grupo de las C40, las ciudades líderes en acción climática.

Las ciudades generan más del 80% del Producto Interior Bruto global, son el hogar de más de la mitad de la población del planeta y consumen dos terceras partes de la energía mundial. Las ciudades están también en la primera línea del cambio climático. A través de este informe, 207 ciudades, incluyendo Johannesburgo, Londres, Nueva York, São Paulo, Sydney y Tokio, han dado a conocer sus estrategias y acciones contra el cambio climático. Se trata del doble de las 110 ciudades que lo hicieron en el informe del pasado año, lo que demuestra la creciente importancia que las administraciones locales dan a su respectiva responsabilidad ambiental y la supervisión del rendimiento de las acciones climáticas.

Tres cuartas partes de estas ciudades revelaron que el clima extremo y otros efectos del cambio climático amenazan la estabilidad de sus economías locales, con daños potenciales a la propiedad y los bienes de capital, los medios de transporte y la destrucción de infraestructuras. El cambio climático amenaza en definitiva el bienestar ciudadano.

Así mismo, más de tres cuartas partes de las ciudades consideran que adoptar medidas contra el cambio climático les reporta beneficios económicos. Por ejemplo, la ciudad de Portland, informó que su programa Desafío para la Energía Urbana logra un ahorro anual de 5,5 millones de dólares, lo que resulta en un ahorro acumulado de 42 millones desde el inicio del programa en 1991.

Lea el comunicado de prensa original de C40 (en inglés). Comunicado traducido en este artículo por UNFCCC.


Crédito fotográfico: imagen de Vancouver. James Wheeler.

Boletín de noticias