Hero Background
Header Image

Los dos países también anuncian su apoyo para aumentar la acción sobre las emisiones de la aviación y los gases refrigerantes

Bonn, 3 de septiembre – La ratificación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático por parte de China y de Estados Unidos, los dos mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo, está a punto de hacerlo entrar en vigor.

“Me gustaría dar hoy las gracias a China y a Estados Unidos por ratificar este acuerdo histórico, un acuerdo en el que se asienta la oportunidad de un futuro sostenible para cada nación y para cada persona,” dijo Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

“Cuanto antes se ratifique e implemente el Acuerdo de París, más seguro se tornará nuestro futuro”, añadió.

El Acuerdo de París entra en vigor 30 días después de la fecha en la que 55 Partes de la Convención que sumen al menos el 55% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero hayan depositado sus instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión en el Depositario de la ONU en Nueva York.

El anuncio de hoy de los presidentes Barack Obama y Xi Jinping, en el que los dos países han comunicado que ya han depositado sus instrumentos de ratificación ante el Secretario General de la ONU, representa más del 39 por ciento del total de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, basado en la información que los países han proporcionado a la ONU, según la decisión relacionada con la entrada en vigor del Acuerdo de París.

 “Hacer entrar en vigor el Acuerdo de París subraya que el ímpetu y la solidaridad internacional de los que se fue testigo en 2015, continúan en 2016, entre naciones grandes y pequeñas y entre los ricos y los pobres“, dijo Espinosa.

“El evento especial del 21 de septiembre en Nueva York, organizado por el Secretario General de la ONU, ofrece una gran oportunidad para aquellos que quieran unirse a esta ola de ambición y optimismo hacia un mundo mejor y sostenible”, añadió.

HFC y aviación

China y Estados Unidos también han comunicado hoy, que han estado trabajando juntos para asegurar una enmienda completa y ambiciosa del tratado del Protocolo de Montreal, tratado respecto al cual, los gobiernos se reunirán en Kigali, Ruanda en octubre.

La enmienda pretende reducir progresivamente la utilización de productos químicos llamados hidrofluorocarbonos (HFC), que son generalmente utilizados en sistemas de refrigeración tales como los acondicionadores de aire y que son, de hecho, gases de potente efecto invernadero.

Ambos países declararon que no sólo deseaban obtener una reducción de los HFC acordada a nivel internacional, sino que también querían determinar una fecha límite temprana para comenzar lo antes posible con el proceso.

Durante esta misma ocasión, los dirigentes de Estados Unidos y de China también anunciaron que apoyarán las medidas que conciernen a las emisiones del sector de la aviación, a cargo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) durante su reunión a finales de este mes.

Según la OACI, los gobiernos decidirán si se acepta un mecanismo de mercado que aliente a los operadores aeronáuticos a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero de sus aeronaves.

China y Estados Unidos también han comunicado que planean ser los primeros participantes en una fase piloto si la decisión sale adelante durante la conferencia de la OACI.

"Quiero a felicitar a China y a Estados Unidos por estos dos anuncios adicionales. Mientras que el Acuerdo de París es el vehículo principal de acción en la lucha contra el cambio climático, está claro que todos los acuerdos internacionales deben trabajar conjuntamente para conseguir nuestros objetivos comunes", declaró Espinosa.

Los nuevos anuncios de China y Estados Unidos son la antesala de la Cumbre del G20 y de la siguiente ronda de discusiones de la ONU sobre el Clima, conocida como COP22, que tendrá lugar en noviembre en Marrakech, Marruecos.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon invitó a los líderes de todos los países a depositar sus instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión en Nueva York. El evento también brinda la oportunidad a cualquier país que quiera comprometerse públicamente.

En esta invitación, Ban dijo: “El siguiente paso de nuestro viaje conjunto hacia un futuro bajo en emisiones y resiliente frente al cambio climático, es asegurar la rápida entrada en vigor del Acuerdo de París”.

El objetivo del Acuerdo de París es mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2ºC, lo más cerca posible de los 1,5ºC, para aumentar la habilidad de la economía y de la sociedad de adaptarse a los extremos climáticos, y dirigir la escala y la velocidad de los flujos financieros a encontrar el camino adecuado hacia un desarrollo bajo en emisiones y resiliente al cambio climático.

Junto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, París forma parte de una visión nueva y universal para un futuro sostenible, alrededor del cual, se reunió la comunidad internacional en 2015.

La unidad hacia un objetivo común, captada a través de estos tres acuerdos, tendrá que reforzar ahora una escala sin precedentes y profundidad de la acción cooperativa nacional e internacional que implica a todos los actores a todos los niveles y en todas las regiones del mundo.

 

Notas a los editores

Lea más información sobre el Acuerdo de París en la página web de la CMNUCC aquí.

Para consultar el estado de la ratificación del Acuerdo de París haga clic aquí.

Consulte la página web oficial de la COP22 aquí.

 

Para más información, contacte con:

Contacto en la CMNUCC para los medios de comunicación

Nick Nuttall, Portavoz y Director de Comunicaciones y Difusión de la CMNUCC | nnuttall@unfccc.int | Móvil: +49 152 0168 4831

Oficina de prensa: press@unfccc.int

 

Acerca de la CMNUCC

Con 197 Partes, la Convención del Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio climático (CMNUCC) posee una composición casi universal y es el marco jurídico original de 2015 del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. El objetivo principal del Acuerdo de París es mantener el aumento de la temperatura en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados, e impulsar los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura incluso más, por debajo de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales. Además, el acuerdo busca reforzar la habilidad para hacer frente a los impactos del cambio climático. La CMNUCC es también el marco jurídico en el que, en 1997, se aprobó el Protocolo de Kioto, ratificado por 192 Partes. El objetivo de ambos acuerdos es reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, para prevenir los peligrosos efectos de una mayor interferencia humana sobre el clima, en un periodo de tiempo que permita la adaptación natural de los ecosistemas y el desarrollo sostenible.

 

 

 

 

Boletín de noticias