Hero Background
Header Image
Crédito fotográfico: FAO Forestal

En la lucha contra el hambre en el mundo, la protección forestal debe ser un componente clave de los planes nacionales de acción climática en el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que fueron aprobados el año pasado.

Esta es una de las principales conclusiones del informe El Estado de los Bosques del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), presentado el lunes en Roma.

La FAO resalta la forma en la que el cambio climático, la escasez de tierra y agua, además de la degradación del suelo y la tierra, dificultarán el desafío de alimentar a la población mundial, que proyecta un incremento de más de 7 mil millones hoy en día a más de 9 mil millones de personas en 2050.

"La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como el Acuerdo de París sobre el cambio climático, reconocen que ya no podemos abordar por separado la alimentación y la gestión de los recursos naturales" aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al intervenir en la apertura del Comité Forestal. "Ambos acuerdos requieren un enfoque coherente e integrado sobre la sostenibilidad en todos los sectores agrícolas y sistemas alimentarios. En este sentido, los bosques y la silvicultura desempeñan un papel clave".

El informe también señala que la reducción de emisiones que provienen de la deforestación y la degradación forestal, además de los avances en los esfuerzos conservación, la gestión sostenible de los bosques y el apoyo a la conservación de las reservas existentes de carbono de los bosques (conocida como REDD+), serán de vital importancia para las acciones internacionales para combatir el cambio climático.

En el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, aprobado en diciembre de 2015, los países acordaron conservar e incrementar los sumideros y depósitos de gases de efecto invernadero, incluidos los bosques. De esta manera, los planes nacionales de acción climática o contribuciones determinadas a nivel nacional, en las que los países establecen sus acciones climáticas, necesitarán incluir medidas relacionadas con la agricultura, los bosques y otros usos del suelo.

Vea el video que sintetiza los resultados del informe:

Lea aquí el comunicado de prensa de la FAO y el informe.

Conozca más acerca de REDD+ aquí.

Crédito fotográfico: FAO Forestal

 

Boletín de noticias