Hero Background
Header Image

Tras la firma del Acuerdo de París sobre cambio climático, Honduras intensifica sus esfuerzos para medir y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero utilizando la ayuda del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) de la ONU.

En el marco de acuerdo, los países se han comprometido a reducir las emisiones que causan el cambio climático, además de cuantificar e informar sobre sus esfuerzos en la materia.

Para Honduras y otros países esto significa, en principio y entre otras medidas, realizar un balance y recuento del volumen de emisiones que producen por cada unidad de electricidad generada, también denominado como "factor de emisión de la red eléctrica".

Carlos Jacome, especialista regional de energía del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), declaró que "la base de referencia o factor de emisión de la red eléctrica de Honduras permitirá que oficinas gubernamentales, bancos de desarrollo, donantes y el sector privado reporten los beneficios climáticos potenciales en la reducción de gases de efecto invernadero que deriven de las inversiones del país en el sector energético".

El Mecanismo de Desarrollo Limpio proporciona bases de referencia para medir emisiones

Para calcular su factor de emisión de la red eléctrica, Honduras utiliza herramientas del Mecanismo de Desarrollo Limpio, puesto en marcha en el marco del Protocolo de Kyoto, para acreditar e incentivar proyectos de reducción de emisiones en países en vías de desarrollo.

Karla Solís-García, especialista en cambio climático de la secretaría de la Convención Marco de la ONU sobre el cambio climático (CMNUCC), dijo que "el MDL es una gran herramienta para orientar la inversión hacia donde se necesita, pero va mucho más allá que esto". "El MDL es una herramienta versátil para ayudar a medir, reportar y verificar los resultados de la acción climática", añadió.

El factor de emisión de la red eléctrica es solo una de las muchas bases de referencia estandarizadas que pueden ser calculadas con el MDL. Este mecanismo permite el cálculo de una amplia gama de actividades, como la fabricación de cemento, el cultivo de arroz y el uso de cocina tradicionales. De esta forma, el MDL está favoreciendo nuevas funciones para los instrumentos que ha creado, incluyendo el desarrollo y cumplimiento de medidas de mitigación apropiadas para cada país y para las contribuciones determinadas a nivel nacional establecidas en el Acuerdo de París.

"El uso de la herramienta de factor de emisión de la red eléctrica del MDL ha demostrado ser una forma fiable y sistemática para medir las emisiones", dijo Sergio Chávez, encargado de la Unidad de Medio Ambiente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) de Honduras.

Alrededor de 50 funcionarios ministeriales del campo de la electricidad y la energía participaron en un taller de dos días en la capital de Honduras, Tegucigalpa, para familiarizarse con el enfoque, las herramientas y las normas del MDL para crear y aprobar bases de referencia estandarizadas y factores de emisión de la red eléctrica.

Los participantes también fueron informados acerca de los resultados del Acuerdo de París. Conforme al acuerdo, alcanzado en diciembre de 2015, los países se comprometieron a fijar objetivos cada vez más ambiciosos para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar un aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados centígrados con una preferencia por mantener ese aumento en el límite más seguros de 1,5 grados por encima de las temperaturas en la era preindustrial. El acuerdo incluye medidas para ayudar a los países a alcanzar sus ambiciones, como el uso de mercados y mecanismos, aprovechando las experiencias en el uso de herramientas como el MDL.

El MDL ha generado miles de proyectos y programas de tecnologías limpias

El MDL proporciona créditos vendibles de reducción certificada de emisiones a proyectos que reduzcan o eviten las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuyan al desarrollo sostenible. El incentivo creado por el MDL generó la inscripción de alrededor de 8.000 proyectos y programas en más de 105 países en desarrollo, además de la emisión de más de 1,6 millones de este tipo de créditos, cada uno equivalente a una tonelada de dióxido de carbono.

Honduras cuenta con más de 30 proyectos y programas registrados en el MDL, incluyendo proyectos de energía hidráulica, eólica y geotérmica, con el potencial de reducir más de 5 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono en 2020 y 10 millones en 2030.

La contribución determinada a nivel nacional de Honduras, presentada en el período previo a las negociaciones de París, planea un 15% de reducción de emisiones para 2030, con respecto a un escenario sin cambios.

Personal de la ENEE y la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (conocida como MiAmbiente) fueron acompañados en el taller del 27 y 28 de abril por participantes de los proyectos del MDL y otras partes interesadas del sector energético.

El evento fue organizado en colaboración por el BID, la ENEE, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Centro Regional de Colaboración de la CMNUCC y el CAF en Bogotá.

Conozca más acerca de Mecanismo de Desarrollo Limpio de la ONU (en inglés)

Imagen: Visita a proyecto eólico del MDL en Cerro de Hula, Honduras (número de proyecto 5584)

De izquierda a derecha: Karla Martínez, Parque Eólico Cerro de Hula; Karla Solís, Centro Regional de Colaboración, Bogotá; Marcela Madrid, ENEE; y José Jorge Canales, la ENEE. 

Boletín de noticias