Hero Background
Header Image
Crédito fotográfico: Tim Geers/Flickr

Marrakech, Marruecos, 9 de noviembre de 2016– En el Día de la Acción Climática Global por el Agua se puso de relieve que el acceso equitativo al agua y la gestión de los recursos hídricos son fundamentales para el éxito de los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático y se pusieron en marcha nuevas iniciativas para hacer realidad una visión de la seguridad hídrica común.

Algunos países ya han identificado cuestiones relacionadas con el agua como cruciales para la resiliencia efectiva en el 93 % de los planes nacionales de acción ante el cambio climático, conocidos como contribuciones previstas determinadas a nivel nacional, que incluyen la adaptación.

Este día el Gobierno de Marruecos y sus socios pertinentes presentaron el libro Blue Book on Water and Climate (Libro azul del agua y el clima), uno de los resultados concretos de su conferencia internacional sobre el agua y el clima, que celebró en Rabat en julio de 2016 en cooperación con Francia y el Consejo Mundial del Agua.

Esta publicación recoge orientaciones y recomendaciones de la comunidad internacional del agua para apoyar el cumplimiento de compromisos relativos al clima y propone una serie de soluciones concretas y aplicables relacionadas con la adaptación y la resiliencia a través de la gestión del agua.

«Esto sigue perfectamente la línea de la COP 22, ¡que se está esforzando en ser una COP para la acción!», dijo Charafat Afailal, ministra delegada a cargo del Agua del Reino de Marruecos. «Ahora tenemos que darnos cuenta de lo que está en juego, ya que la inseguridad hídrica lleva a mayores conflictos y tensión entre las poblaciones, y también provoca un nivel de migración que amenaza la estabilidad global», añadió.

La seguridad hídrica es fundamental para los alimentos, la salud humana, la producción de energía, la productividad industrial y la biodiversidad, y además es la necesidad más básica del ser humano. Es esencial para tipos de energía limpia importantes, como la hidroeléctrica, y para la devolver la salud a ambientes naturales como los humedales.

Por otro lado la gestión de los recursos hídricos para reducir los efectos de los desastres naturales relacionados con el agua tiene una importancia creciente ante las tormentas y las inundaciones extremas que desencadena el cambio climático.

La justicia climática también es una prioridad, como pone de manifiesto el lanzamiento de la iniciativa «Agua para África», establecida por el Reino de Marruecos y apoyada por el Banco Africano de Desarrollo.

Esta iniciativa movilizará a una serie socios políticos, financieros e institucionales internacionales para mejorar los servicios y gestión de los recursos hídricos y el saneamiento en África, para los más afectados por el cambio climático.

«Mientras la humanidad experimenta tensiones demográficas y socioeconómicas en aumento, los recientes episodios climáticos extremos ocurridos por todo el mundo traen complicaciones adicionales a la hora de encontrar soluciones para reducir estas tensiones. El agua es uno de los recursos más afectados, pero el agua también ofrece soluciones a estos retos», dijo Benedito Braga, presidente del Consejo Mundial del Agua.

Además, los integrantes de las tres alianzas para cuencas fluviales, megaciudades y empresas creadas en la COP 21 en París, que representan a más de 450 organizaciones implicadas en acciones para afrontar el cambio climático y proteger los recursos hídricos, firmaron un compromiso común para movilizarse, identificar y difundir buenas prácticas y apoyar la creación de nuevos proyectos de adaptación y resiliencia vinculados al agua.

También notificaron que se habían hecho progresos con proyectos emblemáticos de adaptación de los recursos hídricos que se pusieron en marcha en la COP 21 y también hablaron de nuevos compromisos en la COP 22.

Entre los proyectos de París se incluye el sistema de información hidrológica del transfronterizo río Congo, la gestión integrada del río Hai en China, el fortalecimiento del nuevo organismo metropolitano del «Gran México» para el drenaje de inundaciones urbanas
y el proyecto de cooperación entre países de Europa y los Andes para la adaptación al cambio climático denominado Eco-cuencas.

Entre las nuevas iniciativas que han surgido en Marrakech se incluyen la gestión del río Sebou de Marruecos, la creación del Centro de Formación en Adaptación de los Recursos Hídricos en Brasilia y la futura utilización del satélite SWOT para observaciones hidrológicas.

«La adaptación de los recursos hídricos al cambio climático tiene que ser organizada al nivel natural de las cuencas fluviales, los lagos y los acuíferos nacionales o transfronterizos, en los que el agua está fluyendo de aguas arriba a aguas abajo, y tiene que movilizar a todas las partes que intervienen en este campo, incluidas las autoridades locales, los sectores económicos pertinentes y la sociedad civil, con el fin de hacer realidad, juntos y a tiempo, una visión común para hacer frente al reto del cambio climático», dijo Roberto Ramírez de la Parra, presidente de la Red Internacional de Organismos de Cuenca (RIOC).

Los oradores del Día del Agua serán, entre otros:

  • Abdeladim Lhafi, comisario de la COP 22
  • Hakima El Haite, paladina del clima de alto nivel y ministra delegada de Marruecos o Laurence Tubiana, también paladina del clima de alto nivel y embajadora francesa para las negociaciones sobre cambio climático
  • Charafat Afailal, ministra delegada a cargo del Agua, Gobierno de Marruecos
  • Segolène Royal, ministra de Medio Ambiente, Energía y Mar de Francia
  • Irina Bokova, directora general de la UNESCO
  • Benedito Braga, presidente del Consejo Mundial del Agua
  • Roberto Ramírez de la Parra, presidente de la RIOC

SOBRE LA AGENDA DE ACCIÓN CLIMÁTICA GLOBAL
Las paladinas del clima de Francia y Marruecos han preparado un detallado plan impulsar la cooperación entre gobiernos, ciudades, regiones, empresas, inversores y ciudadanos con el objetivo de reducir emisiones de forma rápida y ayudar a los países vulnerables a adaptarse a los impactos del cambio climático y a construir su propio futuro sostenible basado en la energía limpia.La agenda de acción representa un apoyo muy importante para catalizar una rápida y eficaz implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático.

De las Paladinas de alto nivel por el clima: 

Un año después de la COP 21, la acción climática está creciendo cada vez con más fuerza. Con todos reunidos en Marrakesh, ha llegado el momento de hacer balance de lo que hemos conseguido durante este pasado año.

Para mantenernos en una senda compatible con los objetivos a largo plazo, todos los actores tienen que trabajar juntos, no solo con el fin de alcanzar las metas nacionales de las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDCs), sino también para llegar más allá y cerrar la brecha de las emisiones. Esta sensación de urgencia debería llevarnos a acelerar las acciones inmediatas y a implementar una acción más ambiciosa. Debemos identificar las opciones políticas concretas y las herramientas de las que disponemos para mobilizar a todos los actores en el corto plazo.

La ciencia es clara: el camino para alcanzar los objetivos a largo plazo nos exige que las emisiones de gases de efecto invernadero alcancen su punto máximo en 2020. Se trata de un reto y no estamos aún cerca de alcanzarlo.  Si continúan las tendencias actuales, en 2030 estaremos entre 11 y 14 Gt por encima de los niveles que serían compatibles con los objetivos de París. El propósito de los días de eventos temáticos de acción climática en la COP es fortalecer los esfuerzos colectivos y llevarlos a un nivel superior, de manera que nos mantengamos en la trayectoria de alcanzar los objetivos: mantenerse muy por debajo de 2 ºC, y, a ser possible, de 1,5 ºC, aumentar las capacidades de adaptación y resiliencia y reorientar los flujos financieros. Nuestra responsabilidad, como paladinas, es servir de nexo entre el mundo real y el proceso de la conferencia. Los líderes politicos mundiales deberían escuchar e inspirarse en las soluciones que tenemos a nuestro alcance.

Hakima El Haite, Maruecos, y Laurence Tubiana, Francia, Paladinas de alto nivel por el clima

Información adicional:

Contactos

Siga la Acción Climática Global

En la web: http://newsroom.unfccc.int/climate-action/

En los medios sociales: @CMNUCC @COP22 @LaurenceTubiana@HElHaiteCop22

En vivo: http://unfccc.cloud.streamworld.de/upcoming

Crédit photo: Tim Geers/Flickr

Boletín de noticias