Hero Background
Header Image
Crédito fotográfico: Pixabay

En vísperas de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP23), que tendrá lugar del 6 al 17 de noviembre en Bonn, Alemania, arzobispos anglicanos de todo el mundo han pedido a la comunidad internacional el Acuerdo de París se convierta en una acción más potente para luchar contra el cambio climático.

En una carta abierta a los líderes mundiales, cinco arzobispos han llamado la atención sobre la importante amenaza que representa el cambio climático actualmente, y han expresado su preocupación por el efecto que pueda causar en las comunidades vulnerables de todo el mundo.

La misiva, que califica el cambio climático como el "desafío de nuestra generación", insta a los líderes mundiales a "fijar objetivos para que el mundo reduzca la emisión de gases de efecto invernadero lo suficientemente rápido como para limitar el calentamiento global al nivel seguro de 1,5 grados". Además, también se insta a "invertir en energía 100% limpia, utilizando sobre todo redes locales para alcanzar a los más desfavorecidos, hasta los cuales no llegan las redes eléctricas nacionales". Por otro lado, los músicos John Mark McMillan, Nicole Nordeman y muchos otros líderes cristianos también se unieron a los arzobispos en su llamada a que los gobiernos cumplan las promesas que firmaron en el Acuerdo de París.

El texto de la carta se puede encontrar a continuación:

Renovar Nuestro Mundo: carta abierta a los líderes mundiales

Como cristianos de todo el mundo, pedimos que se tomen medidas para abordar el cambio climático. En la actualidad, el cambiante clima está causando grandes daños al planeta y perjudicando a las personas. Estamos especialmente preocupados porque el hambre y la pobreza afecten a las comunidades más vulnerables y que menos han hecho para provocarlo.

Instamos a los líderes de cada país a que cumplan los compromisos asumidos en el Acuerdo de París sobre el clima, con el fin de restablecer el equilibrio natural del planeta.

Por favor, aprovechen la conferencia mundial sobre el cambio climático COP23 que tendrá lugar en Bonn, Alemania, en el mes de noviembre, a fin de que cada país logre el mayor progreso posible en las siguientes áreas:

  • Establecer objetivos mundiales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero con la rapidez necesaria para que el calentamiento global se mantenga por debajo de los 1,5 grados centígrados.
  • Invertir en energía 100 % limpia, en particular, utilizando soluciones locales de energía renovable, como la energía solar, para llegar a las poblaciones que viven en condición de pobreza y que no tienen acceso a las redes de energía eléctrica nacionales.
  • Apoyar una agricultura más sostenible y baja en emisiones, para que las comunidades dejen de pasar hambre y estén mejor preparadas para afrontar el aumento de las inundaciones y sequías originadas a causa del cambio climático.
  • Que en 2020 cada país publique sus planes nacionales que detallen las medidas que cada uno de ellos tomará para llegar a las emisiones cero.

Continúen el trabajo en la Conferencia COP24 que tendrá lugar en noviembre de 2018 en Polonia.

Este es el desafío de nuestra generación, una parte importante de cómo amar al prójimo. Nos comprometemos a responder como cristianos, llevando vidas más sostenibles, orando y haciendo oír nuestras voces. Les estamos pidiendo a cada miembro de la iglesia, la red más extensa del mundo, y a muchos otros, que se nos unan; y a cada líder nacional, que guíe el camino.

Únase a la campaña.

 

Crédito fotográfico: Pixabay

Boletín de noticias