Hero Background
Header Image

Esta es una nueva edición de nuestra serie dedicada al Arte para el Clima (#Art4Climate), una iniciativa conjunta de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la organización Julie’s Bicycle que muestra las obras de artistas que buscan hacer del cambio climático un asunto más accesible y fácil de entender. La idea de emprender esta serie especial surgió del Seminario Internacional de Salzburgo celebrado a principios de este año.

Cada año, los miembros de la comunidad Ndau, al sureste de Zimbabwe, se reúnen en un festival artístico para celebrar su cultura y promover la conservación del medio ambiente.

Personas de todas las edades participan en obras de teatro, poesía, música, baile, cine y literatura. También hay talleres educativos que promueven la cultura de esta comunidad agrícola. Los Ndau dependen de la naturaleza para sobrevivir, por lo que tienen buenas prácticas ecológicas y se preocupan por transmitirlas de generación en generación.

Su fundador y director, Phillip Kusasa, creó el festival Ndau para destacar la importancia de la cultura de su pueblo y para abogar tanto por la conservación ambiental como por el clima.

“Estoy seguro de que, si todos nos responsabilizamos, ya sea a través de talleres de sensibilización, seminarios educativos en escuelas, educación superior o comunidades rurales; los comportamientos y actitudes de la ciudadanía cambiarán. Las personas que probablemente se comportan de manera irresponsable es por falta de conocimiento sobre el cambio climático”, dijo Phillip.

Para el pueblo Ndau, la protección del medio ambiente está ligada a sus creencias espirituales. Por ello, los participantes, además de aprender sobre el clima, también muestran su respeto por los espíritus del bosque y las sirenas que, según su cultura, controlan los patrones meteorológicos, para que hagan que la comunidad siga teniendo agua y alimento.

El sustento de los Ndau depende del bosque del que obtienen frutas, hongos y hierbas, por ejemplo; y del río donde pescan y se bañan. También son muy dependientes de unos patrones regulares de lluvias que les aseguran cosechas rentables. Debido al cambio climático, esa estabilidad es cada vez más precaria por lo que la comunidad teme los efectos de este problema en su salud y su bienestar socioeconómico.

Los cambios pueden llegar en forma de sequías prolongadas, que les impediría cosechar. Como la agricultura es su principal medio de subsistencia, sin un ingreso estable los hombres de la comunidad tendrían que emigrar en busca de trabajo, lo que provocaría alteraciones graves de tipo social.

Además, las sequías también forzarían a las personas a trasladarse más lejos para encontrar agua potable. En ocasiones esta tarea la llevan a cabo niños y niñas, que dejan la escuela para ayudar a sus familias. Los Ndau temen por su comunidad, ya que las consecuencias del cambio climático amenazan con destruir los vínculos de los hogares y su sistema de conocimientos tradicionales.

Phillip Kuasa cree que los líderes mundiales deben hacer más por ayudar a que habitantes de países como Zimbabwe puedan hacer frente al cambio climático.

“Todos los Estados que han suscrito el Acuerdo de París deben incorporar la acción climática en sus objetivos de desarrollo, para que el mensaje sea escuchado por todos los ciudadanos del mundo y logremos salvar el mundo de las terribles consecuencias del cambio climático. Todos los países deberían incluir el cambio climático en su agenda, en su política fiscal y sus presupuestos, para hacer que sea de interés internacional”, aseveró.

El gobierno nacional apoya el festival, organizando talleres para educar al público de todas las edades sobre el cambio climático. También hay actividades específicas para los jóvenes, como las “Agrupaciones de Cultura Verde para Jóvenes” (Young Green Culture Guilds), en las que los jóvenes aprenden sobre la cultura Ndau, sobre conservación medioambiental y arte. Los participantes se trasladan a áreas de importancia ecológica para aprender a plantar y cuidar árboles.

“Los niños deberían entender los impactos del cambio climático”, explicó Phillip Kuasa. “Es importante que los jóvenes aprendan sobre cambio climático para que sean una generación informada y sean conscientes de las oportunidades y obstáculos para su futuro. Hay que educarlos para que sean ciudadanos responsables, porque el futuro les pertenece y su aprendizaje comienza hoy. Al formarles en arte y cambio climático se les empoderan para que, después, puedan compartir sus conocimientos con otros jóvenes”.

El festival de artes de Ndau se llevará a cabo el 23 de septiembre de 2017.

#Art4Climate es una iniciativa conjunta de la CMNUCC y Julie’s Bicycle para ayudar a dar a conocer trabajos y artículos culturales recientes. Envíe sus propuestas relacionadas con el cambio climático a newsroom@unfccc.int o Chiara@juliesbicycle.com. Ayúdenos a difundir este mensaje a través de las redes sociales. En Twitter, por favor, utilice el hashtag #Art4Climate y #COP23.

Boletín de noticias